lunes, agosto 10

Diario de una apredíz de escritor, día II

De vez en cuando, sucede. La inspiración se va y no tienes ganas de escribir.

¡Pero no! No debéis rendiros tan fácilmente. Debéis echar mano de toda vuestra fuerza de voluntad y sentaros frente al ordenador o vuestra libreta y escribir. No importa que sea una frase o un pequeño párrafo lo que consigáis. Pero nunca dejéis de escribir.

Yo ya lo había leído muchas veces, eso de que la inspiración se puede domesticar. Y es cierto. Si pones de tu parte, y escribes, aunque no tengas ganas, puede que ni el primer ni el segundo día funcione. Pero ya verás como al tercero, hay algo.

Lo sé, lo he comprobado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario