jueves, agosto 13

Diario de una aprendíz de escritor, día III

Algunos días te levantas con ganas de hacer nada. ¿Os ha pasado alguna vez?

Esos días que te despiertas en tu cama, miras por la ventana y lo ves todo oscuro; pero que en realidad ya está claro el cielo y son tus legañas las que no te dejan ver. ¿Lo habéis sentido alguna vez?

Días en los que te quedarías dando vueltas en la cama. En los que como mucho, te levantarías para comer e ir al servicio. Días en los que te duele la cabeza y te mareas al intorporarte de la cama, y te dices, voy a dormir un rato más. Pero entonces recuerdas que te quedan muchas cosas por hacer. Como terminar un par de reportájes fotográficos para clase o escribir un poco más de tu novela. ¿Los habéis tenido alguna vez? Para ir más lejos -cáptese la ironía- hoy ha sido un día de esos. Para mí, claro.

¿Y qué puedes hacer? Te preguntas. ¿Me rindo a mis deseos o hago un sobreesfuerzo, me levanto de la cama y comienzo el día?

¡Ay, amig@s! Y es aquí precisamente dónde se ve cómo es cada uno. Y cómo afronta los retos en la vida. Porque luchar contra tus deseos, tus miedos y tus impulsos, no son más que retos. Aventuras, pruebas que nos pone la vida para que nos superemos día a día. No diré qué debéis hacer, pues creo que eso debe decidirlo cada cual a su modo, pero sí os diré lo que hice yo.

Me levanté, desayuné, me vestí, cogí mi cámara y salí a la calle. Me había puesto el reto de terminar unos reportajes para clase de fotografía. (¿No os lo he dicho? Pues sí, estudio fotografía) De hecho, me reté a no volver a casa hasta que, cómo mínimo, la mitad de la targeta estuviese llena. ¿Y sabéis qué? Salir a la calle me despejó, me quitó el dolor de cabeza y me inspiró tanto, que ahora tengo que vaciar 4Gb. Y pasar a ordenador diez hojas escritas a doble cara.

Mirad por donde, había salido a hacer fotografías y no sólo las hice, sino que tabién terminé un par de capítulos.

¿Quién dice que lo que comienza con un día horrible no se puede convertir en uno genial?

No hay comentarios:

Publicar un comentario